quarta-feira, 29 de junho de 2011

Historia del Puchero Argentino

Añadir leyenda
No podemos negar que el puchero tiene su origen en España y que nosotros argentinos heredamos esta comida y la adaptamos a nuestras costumbres hasta transformarla en uno de los "platos típicos de la Cocina Argentina"
El puchero llega a la Argentina junto con las corrientes inmigratorias de finales y mediados de siglo XIX, fomentadas por los presidentes Mitre, Sarmiento y Avellaneda. Era la comida básica de las familias españolas que llegaban y se alojaban en el Gran Hotel de los Inmigrantes situado en el Puerto de la Ciudad de Buenos Aires,  para establecerse luego en el interior del país, o bien compartir con sus compatriotas una vivienda una vivienda en los Conventillos de La Boca, Barracas ó  San Telmo. Si paseamos por esos barrios podemos ver la fachada de ellos que nos observan desde un  pasado no tan lejano.

Puerto de Buenos Aires
Lo cierto que el puchero era la comida de los inmigrantes. De bajo costo y simple preparación. Bastaba colocar todos los ingredientes en la olla con agua y dejarlos cocinar.
De donde deriva su nombre?. El polígrafo gallego Julio Camba, dice que el puchero no es tan original de España, puesto que otros países europeos también dan cuenta de este cocido:
Se denomina "puchero" a la olla donde es preparado este cocido: Vianda que en Argentina es preparada con carne,  verduras,  hortalizas y zapallo entre otras cocidas en agua. Por lo que Camba asegura que nuestro puchero tiene su origen en Islas Canarias.

En los países europeos es conocido como"Olla Podrida" en España y "Pot au Feu" en Francia, y en algunos países latinoamericanos "Olla" y varía con la incorporación de ingredientes.

El puchero a la criolla o puchero seco, como se lo llama en algunas provincias argentinas es enriquecido con el agregado de choclos, batatas dulces, papas, mandioca, chorizo, carne o gallina  y charqui (carne seca) en algunas provincias del norte. Se acompaña con  la clásica salsa criolla, cruda ó cocida o un frito hecho con grasa de pella, cebolla y pimentón.

Lo cierto es que el puchero llegó con los inmigrantes españoles y se transformó en la Gran Estrella de la Cocina Española. Se lo menciona en los tangos -"Restaurant Tropezón....pucherito de gallina con viejo vino carlón...."- Y hasta en los refranes "parar la olla". Agradecemos a aquellos inmigrantes que nos dieron esa maravillosa y lejana cultura que se tornó inolvidable en nuestros sentidos.




Fuente
Cuisine & Vins
Autor: Fernando Duca
http://vinosalmundo.com/

Fotos
www.google.com.ar/images
http://gauchoguacho.blogspot.com/

Um comentário:

  1. Te acabo de conocer por "el fogón de los cocinillas y con tu permiso, me quedo por aquí. Besos.

    ResponderExcluir